lunes, 27 de agosto de 2012

España, el país de los castillos.

Castillo de Loarre (Huesca), el castillo románico más importante de Europa

Como en mi novela aparecen tantos castillos, este verano mucha gente me está comentando que ha estado viendo castillos en Francia y Alemania, especialmente en el valle del Loira. Que son fortalezas maravillosas, lujosas y que han disfrutado mucho visitándolos. Yo visite ya hace tiempo los castillos del Loira, y claro llamar castillos a esas construcciones no es correcto. Los franceses usan el termino chateaux para recibirse a un concepto de edificio palaciego, mientras que para designar a los verdaderos castillos defensivos utilizan el termino chateaux-forts. Los castillos del Loira son grandes palacios de la nobleza francesa, construidos a partir del siglo XVI, pero no son castillos.


Castillo de Ampudia (Palencia)


Los mejores y más numerosos ejemplos de castillos, de verdaderos castillos medievales, construidos para la defensa están en España. En Europa los castillos se construyen en el llano, como organizadores del espacio que les rodea, el cual parece adecuarse a ellos. En España, no. Desde las montaña del norte, en su avance hacia el sur, allí donde se elevaba el terreno los españoles edifican un nido de águilas. Un fortaleza inexpugnable, de fácil defensa. Se adaptan al paisaje, utilizan todas las defensas naturales para mejorar su función militar.

Castillo de Peñafiel (Valladolid)

Nuestro país es una tierra de castillos, una de sus principales regiones se llama Castilla (¿adivinan de dónde proviene el nombre?). Solo Aragón ya cuenta con 516 castillos catalogados como Bienes de Interés Cultural. Todos los reinos hispanos estuvieron en guerra durante la Edad Media y ello provocó que proliferaran los castillos. Pero hubo otros aspectos que influyeron en la gran cantidad de castillos, como que en Aragón y Navarra hasta el siglo XIV la nobleza no poseyó castillos en propiedad, por lo que eran propiedad del rey y su función principal era la militar. También fue determinante las influencias que las avanzadas técnicas defensivas musulmanas dejaron en la Península. O que el reino Nazarí se fortificara para resistir el avance Cristiano. O que durante el siglo XVIII y XIX, los antiguos castillos medievales no sufrieran transformaciones, ya que España tenía escasos medios económicos  muy al contrario que otros países europeos como Inglaterra, Francia y Alemanía, que si los transformaron a las nuevas necesidades.

Castillo de la Mota (Medina del Campo), con una de las torres del Homenaje más altas de Europa

El mejor castillo medieval de Europa es para muchos el de Loarre en Huesca. Escenario de películas y recreaciones, ninguno otro como él conserva el sabor de la Edad Media. Pero existen tantos castillos en España, que detenerse en uno solo no sería justo. Tenemos increíbles fortalezas en Peñafiel, Calatrava La Nueva, Ponferrada, Monzón, Peracense, Coca, Belalcazar y muchos más.

Castillo de Gormaz, siglo X, la fortaleza con más perímetro amurallado de Europa.
Por ello creo que es necesario que revindiquemos nuestros castillos. Que los visitemos y los pongamos en valor. Que en vez de viajar al extranjero para visitar castillos en Escocia, Alemania o Francia; visitemos los españoles. Que descubramos que contamos con los mejores castillos medievales de Europa. Muchos de estos castillos aparecen en mi novela "El escalón 33".

Castillo de Montealegre (Valladolid)

Fotografías de @luiszueco

No hay comentarios:

Publicar un comentario